Historia de una familia empresaria

Pueden encontrarse diversas acepciones del término empresa. Diccionarios especializados y otros no tanto, profesionales en la materia, el todopoderoso Internet, darán visiones en parte diferentes y en parte similares. Para CONTRINI una empresa, este grupo empresario, es una FAMILIA. Y todo comienza allí, con la unión familiar en matrimonio de Adolfo Contrini y Marta Polop, allá por 1955. Desde entonces nada sería igual.

Un Poco de Historia...

1959 CONTRINI comienza con el transporte de vinos desde Villa del Rosario, Córdoba.
Una empresa unipersonal y familiar, donde chofer y propietario se unen por la pasión.

1960 Transporte a granel en cisternas con los populares Bedford.
Se incorporan los primeros choferes y se afianza la profesionalización empresaria.

1964 Primeros pasos en el mercado de Combustibles Pesados de la mano de YPF.
Una nueva unidad de negocio cobra vida: la comercialización de pesados.

1968 ADOLFO CONTRINI elije como compañero de viaje incondicional a Mercedes Benz.

1976 Se incorpora la SEGUNDA GENERACIÓN a la empresa familiar.
Surge ADOLFO CONTRINI e Hijos, se consolida la familia empresaria.

1977 Comienza el transporte con equipos carrozados de la mano de Cervecería Córdoba y Juan Minetti.

1982 Estancia "La Josefina" y la diversificación hacia el agro.
Hito, trabajo, reuniones familiares, emblema empresarial.

1987 Se incorpora el transporte de Asfaltos a granel con equipos térmicos autocalefaccionados a la cartera de servicios.

1992 Los RESIDUOS PELIGROSOS comienzan a cobrar importancia nacional y la empresa se establece como pionera Transportista.

1993 ADOLFO CONTRINI es reconocido por la CNRT como uno de los "100 PRIMEROS CAMIONEROS CONVERTIDOS EN TRANSPORTISTAS PROFESIONALES".

1994 Se constituye CONTRINI HNOS SRL promoviendo la profesionalización del sector. La cámara CATAMP se convierte en apoyo incondicional a lo largo de los años.

2002 Certificación del Sistema de Gestión según normas IRAM ISO 9001 vigente. Un paso extra que formaliza el compromiso por la calidad.

2003 Se adquiere el actual centro operacional en Malagueño, Córdoba.

2008 Se concentran las actividades administrativas, productivas y de apoyo en Malagueño.

2012 Culmina el proceso de protocolización con la firma del Protocolo Familiar, que ayuda a asegurar la continuidad empresaria a través de los años.

En la actualidad la empresa sigue los pasos del fundador a través de la incorporación, desde el 2005, de la Tercera Generación, manteniendo y comprometiéndose a divulgar los mismos Valores y pasión con los que Adolfo haya creado esta Empresa Familiar hace más de 50 años.

Confían en nosotros